Como ustedes saben, hace tiempo que venimos reclamando la prohibición del percloroetileno, el solvente de las tintorerías rápidas, mal llamadas ecológicas. Se trata de una sustancia tóxica, que amenaza la salud de trabajadores de tintorerías y sus vecinos o usuarios. Es claramente una situación en la que la relación beneficio-riesgo es desfavorable, por lo cual es necesario retirarla del mercado.
 
Cuando en los países más desarrollados se impusieron fuertes restricciones al empleo de esta sustancia, las grandes cadenas de tintorerías se encontraron con que su vieja maquinaria contaminante ya no era admitida. Como en tantas otras situaciones, decidieron enviar esas máquinas a algún país del Sur y así aparecieron en Argentina esas cadenas de tintorerías rápidas, muchas de las cuales están en supermercados y shoppings.
 
A pesar de las grandes restricciones establecidas en el Primer Mundo, los norteamericanos consideran que no son suficientes como para proteger su salud. Así, el Estado de California está estudiando la completa prohibición de todos los sistemas de limpieza que incluyen el percloroetileno, según informa la propia Cámara Nacional de la Industria de Lavanderías (CANALAVA), en su página Web.
 
En diversas ocasiones hemos distribuido información toxicológica sobre los riesgos sanitarios y ambientales de esta sustancia y hemos pedido su prohibición en la Ciudad de Buenos Aires, que es nuestro ámbito de competencia. Hasta ahora encontramos poco interés por el tema en autoridades y legisladores porteños, pero la información que produjo nuestra oficina circuló por todo el país y fue la base para que Puerto Madryn y el Municipio de la Costa prohibieran el percloroetileno.
 
A ambos municipios se agregan ahora el de Río Cuarto (a partir de un proyecto presentado por su Defensor del Pueblo, Mario Alesci) y el de Bariloche (impulsado por el concejal Claudio Lueiro). En esta entrega ustedes reciben el proyecto del Defensor del Pueblo de Río Cuarto, y la Ordenanza finalmente aprobada (que lleva el número 1152/03), que me parece menos consistente, pero que cumple la misma finalidad. Agregamos también la información periodística del diario El Cordillerano sobre la ordenanza de Bariloche.
 
Me gustaría poder darles la noticia de que la Ciudad de Buenos Aires toma la misma resolución. Sin embargo, todavía no hay indicios de ello.
 
Tintoreros trabajando en condiciones inhumanas en Fez, Marruecos

1. RÍO CUARTO. EL PROYECTO DEL DEFENSOR DEL PUEBLO.

 

Asociación Defensores del Pueblo de la República Argentina

 

 

Expte. Nº 603/02

ASUNTO: PROPUESTA DE ORDENANZA: TINTORERIAS ECOLOGICAS - PROHIBICIÓN DEL USO Y TRANSPORTE DE PERCLOROETILENO (PERC) EN TINTORERIAS EN EL AMBITO DE LA CIUDAD.

= RESOLUCIÓN Nº 456/02 =
INTRODUCCIÓN:

Existiendo evidencias científicas acerca de la peligrosidad cierta del principal producto que se utiliza en las llamadas tintorerías ecológicas, para efectuar la limpieza de las prendas, con base en informes médicos y ambientales, y comentarios elaborados por reconocidos profesionales, como por la propia Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, vinculados estrechamente al particular, ya que ha sido obviamente nuestra Capital Federal donde en los últimos tiempos proliferara la ins-talación de éstas, y por supuesto extendido el negocio a todo el País. Como nuestra Ciudad no ha estado ajena a su radicación, es necesario aquí también "poner los trapitos al sol".
En dichos reportes se hace mención a que el principal solvente sintético que utilizan, el percloroetileno (perc), pertenece a una familia de sustancias químicas - las dioxinas - que han sido reconocidos como uno de los productos más tóxicos que ha elaborado el hombre, considero de sumo interés como usuarios, el desarrollar aún en la brevedad lógica de éste espacio, el tratamiento del tema.

En la limpieza que efectúan las tintorerías ecológicas, en realidad "no hay nada de seco". Las manchas particulares, se quitan a mano y la tarea luego se realiza mediante máquinas precisamente sumergiendo la ropa, alfombras, etc., en percloroetileno (solvente), detergentes y en casos, pequeñas cantidades de agua. Y tal como ocurre con los lavarropas familiares, se agita para eliminar la suciedad y las grasas. Luego esta se seca, mediante diversos procedimientos. En la mayoría de los casos, el perc es reutilizado, luego de un proceso de destilación.
Numerosas organizaciones ambientales y sanitarias han denunciado que, al igual que las demás dioxinas, el percloroetileno es muy estable y puede permanecer en el aire, el agua o el suelo, cientos de años, ya que resiste a los procesos de degradación. Por otra parte, como prácticamente no existe de manera natural, es decir producido por la misma naturaleza, los seres vivos no han desarrollado métodos para metabolizarlo y detoxificarlo, por lo que tampoco puede llegar a degradarse biológicamente.
El grupo de mayor riesgo, es fácil deducirlo, lo integran quienes operan éste producto, es decir los trabajadores de las tintorerías, y quienes viven en el edificio donde ésta se encuentre instalada ya que debido a las filtraciones y emanaciones de solvente, pueden contraer afecciones en el sistema nervioso, dolores de cabeza, nauseas, mareos, confu-sión, fatiga, irritación de la piel, los pulmones, los ojos y las mucosas. Esas evaporaciones o filtraciones posibilitarán en sus cercanías, que también los alimentos grasos - debido a que es más soluble en grasas que en agua - puedan contaminarse (mantecas, aceites, etc.), incluso así se encuentren en almacenes o supermercados.
Además de la amplia información que poseemos y sus fuentes, citaré a entidades tales como la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, la Organización Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y la Organización Greenpeace, y prestigiosas publicaciones, como el Journal de la Asociación Médica Americana, que mencionan entre otros aspectos el peligro de dispersión del percloroetileno en la atmósfera, por ventanas, orificios de ventilación y sistemas de aire acondicionado, ya que parte del mismo (aproximadamente un 8%), se transforma al degradarse en tetracloruro de car-bono, un químico poderoso que afecta la capa de ozono (Informe de Greenpeace).

Todos los estudios que se están analizando y ejecutando en muchos casos ya, proponen nueva tecnología alternativa de limpieza, que no dependen del uso de químicos tóxicos, sino que se basan en una combinación específica de agua, jabones naturales, vapor y calor, lo que sería sí en este caso realmente ecológica; técnica que se conoce como "greenclean", y que resulta inocua y aún más rentable y eficiente para los propietarios de las lavanderías. Un poco como "volver a las fuentes"; parece que a fuerza de come-ter errores, el ser humano en alguna medida conserva su racionalidad y ojalá no sea tarde, cuidar éste mundo que es nuestra casa y el único que tenemos (fuente: Pablo Fernán-dez/Planeta Tierra).
Más allá del comentario de ésta realidad, podríamos añadir que si el Estado, que cada día efectúa la introducción de más y más gravámenes en su necesidad recaudatoria, gravara la utilización del percloroetileno con un ecoimpuesto, resultaría factible entonces costear un programa adecuado de información, demostración y asistencia técnica, a fin de alertar a los consumidores sobre los peligros reales de éste solvente y al mismo tiempo colaborar en la reconversión de las pequeñas tintorerías en la evaluación de su cambio hacia técnicas verdaderamente ecológicas y por tanto inocuas, que citamos.
Al mismo tiempo, la comercialización de equipos que emplean químicos tóxicos debería ser prohibida y penalizada, ya que los proveedores de perc y del equipamiento, están usurpando como otros que deberían sufrir idénticas consecuencias, el derecho de sus congéneres a gozar de un medio sano y limpio, e incluso obligado a gobiernos a gastar fortunas en la limpieza de vertederos tóxicos, como reparación de filtraciones, etc. Los mecanismos del mercado difícilmente modifiquen ésta industria, se impone entonces, que el Estado se haga cargo del problema.

Considero así mismo importante citar, aun con las reservas por el tipo de tratamiento con que fuera conocido desde el Programa Televisivo “Telenoche Investiga”, ya que puso más el acento en la falta de protección del personal que en las características de la sustancia utilizada, dado que todo el programa tiende a sugerir que la solución al problema consiste en proveer al personal de algún mínimo equipo de protección. Por eso, se pone el acento en los hongos que atacan las manos de las operadoras que han toca-do el percloro.
El programa tomó un caso, el de Patricia, quien trabajó como capacitadora del personal de tintorerías en todo el país y enfermó de cáncer por haber estado en contacto con esa sustancia. Las condiciones de trabajo eran horribles, ya que Patricia no tenía ninguna clase de protección y tocaba directamente el percloro. Esto era deliberado, ya que estas tintorerías prohíben a su personal el uso de máscaras y guantes, ya que temen que eso pueda ahuyentarles la clientela.

Tenemos que recordar que, por tratarse de una sustancia de alta toxicidad y de un cancerígeno probado, los hongos de las manos son el menor de los problemas que genera. El fabricante, la empresa Dow, advierte que "la inhalación de este producto puede causar la muerte". ¿Acaso por usar guantes van a dejar de inhalarlo?. Todos sabemos que la protección necesaria al personal requiere de máscaras de uso industrial y que eso no garantiza ninguna forma de protección a los usuarios de las prendas tratadas con ese solvente. El "olor a tintorería" que percibimos en estos establecimientos o en la ropa que retiramos de ellos significa que nosotros también estamos inhalando percloroetileno.

El programa que comentamos entrevistó también al Dr. Osvaldo Frydman, investigador de Conicet, allí le preguntan "¿Puede utilizarse esta sustancia para limpiar ropa de ni-ños?". Y Frydman contesta: "No recomendaría su uso en ningún tipo de prendas independientemente de la edad del usuario".

Hace tiempo que desde la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires se está reclamando la completa prohibición del percloroetileno, por considerar que la relación beneficio-riesgo de esta sustancia es completamente desfavorable.
Paradójicamente, ha habido una respuesta más rápida por parte del fabricante. Sabemos que la empresa Dow piensa que el percloro va a ser prohibido más tarde o más temprano, y ya tiene puestas a punto sustancias que lo puedan reemplazar, a las que consideran de menor toxicidad, que mencionáramos más arriba, por ejemplo la técnica del “greenclean”.

VISTOS:

Los antecedentes recopilados y expuestos, a lo que anexamos que una de las iniciativas, que contara con el aval del licenciado Antonio Brailovsky y redactada por la Lic. Nélida Harracá, ha propuesto en Buenos Aires, la prohibición del uso y transporte del Percloroetileno, regulando el reemplazo inmediato del solvente percloroetileno por otro de mínima o nula toxicidad, recientemente (5 de Noviembre de 2001) referído a la actuación Nº 4765/01, iniciada de Oficio referente a la utilización en tintorerías del solvente Percloroetileno (Tetracloroetileno).

Y CONSIDERANDO:

Que, en la misma se tomó como base parte del informe del Dr. Osvaldo Fridman, investigador del CONICET, en el que expone:

“Que el percloroetileno puede producir serios daños neurológicos en los trabajadores de las tintorerías, vecinos de las mismas y usuarios de las prendas tratadas.”

“Que provoca cambios en el comportamiento de las personas.”

“Que es tóxico para el hígado, riñón y el sistema nervioso central. Tiene también efectos tóxicos sobre el corazón, vinculados con las alteraciones que provoca en la dinámica del calcio durante los movimientos (excitación-contracción) del corazón.”

“Que en el ser humano puede ser cancerígeno. Sus efectos cancerígenos se vinculan con producir la ruptura de los cromosomas (efectos clastogénicos).”

“Que se documentan la mayor frecuencia de cánceres de intestino, páncreas y vejiga en esta industria.”

“Que provoca un ligero aumento del riesgo de cáncer de riñón.”

“Que puede provocar cáncer de lengua y de laringe.”

“Que puede provocar abortos espontáneos.”

“Que puede provocar esclerorderma localizada (una enfermedad de la piel).”

“Que es frecuente que se produzca la alteración de la visión de los colores (daltonismo) por exposición al percloroetileno.”

“Que provoca alteraciones en el sistema inmunológico.”

“Que se observó en animales expuestos, la atrofia de los nervios olfatorios.”

“Que hay casos documentados de muertes de bebés por utilizar prendas tratadas con percloroetileno.”

“Que el percloroetileno puede transmitirse a los lactantes a través de la leche materna, con todos los riesgos que aquí se señalan.”

“Que a pesar de los bajos niveles de exposición, las funciones del sistema nervioso central pueden ser afectadas por el tetracloroetileno en los sujetos que viven cerca de una lavandería de lavado en seco, si la exposición se pro-duce durante varios años.”

“Que la exposición al producto no afecta sólo a los trabajadores de las tintorerías sino también a los choferes de los vehículos que transportan las prendas tratadas.”

“Que los miembros de la familia de trabajadores de lavanderías en seco se encuentran más expuestos que la población en general.”

“Que las personas que viven cerca de las lavanderías o que guardan en su casa ropa lavada en ellas presentaron una mayor exposición fuera y dentro de su casa que otras personas. En algunos casos individuales, se vieron valores por lejos superiores al promedio.”

“Que debe tenerse como objetivo la implementación de controles para reducir la exposición de los operarios a solventes. Pero el uso de la ventilación tiene problemas y estos problemas suelen ser más severos en las pequeñas empresas. “

“Que la instalación de este tipo de tintorerías en shoppings o hipermercados que venden comestibles, significa agregar residuos tóxicos a esos alimentos.”

“Que cuando los clientes retiran una prenda tratada y después recorren con ella las góndolas del supermercado, están esparciendo una sustancia tóxica que se agrega a los alimentos.”

“Que casi todos los estudios han sido realizados observando grupos humanos de trabajadores o vecinos de tintorerías del Primer Mundo, sujetas a los máximos controles posibles y que a pesar de eso, sus trabajadores, vecinos y familiares se enferman.”

“Que en ninguna de nuestras Ciudades puede garantizarse la realización de monitoreos continuos y rigurosos de las emanaciones del solvente, ni la verificación periódica de todos los equipos instalados.”

“Que mientras estos controles no puedan realizarse adecuadamente, la salud de la población se encuentra en grave riesgo.”

Que finalmente, entre otros el municipio de Puerto Madryn se atrevió a prohibir el percloroetileno, el solvente de las tintorerías rápidas, mal llamadas ecológicas; como por otra parte es importante señalar que el primer municipio que prohibió esta sustancia tóxica y cancerígena, fue el Municipio de la Costa, en la Provincia de Buenos Aires. A partir de allí, está en trámite la prohibición en numerosas ciudades, incluyendo varios proyectos de Ley presentados en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Que por caso, el Concejo Deliberante de Madryn prohíbe el percloro, mediante su Ordenanza Nº 4064 del pasado día 09 de agosto de 2001, requiere que las tintorerías informen al Municipio y al público los solventes que usen, exige un curso de capacitación para el personal y también para los propietarios y fija criterios para el tratamiento de los efluentes. Es decir, admite que, si bien el percloroetileno es de lejos el peor de todos, también los demás solventes son potencialmente tóxicos. Todas las tintorerías deberán tener una ventilación permanente, aún en los momentos en los que no usen solventes. Dicha ventilación no podrá apuntar hacia locales que expendan alimentos. Agregamos también que esta ordenanza que comentamos niega la habilitación a cualquier tintorería que use percloroetileno.

POR ELLO:

EL DEFENSOR DEL PUEBLO DE LA CIUDAD DE RIO CUARTO

- R E S U E L V E -

Articulo 1º): ELEVAR a consideración del Concejo Deliberante la siguiente propuesta con el objeto de su estudio y especial consideración por las Áreas Técnicas, para establecer normativa en el ámbito de la Municipalidad de la Ciudad de Río Cuarto:

• En razón de la utilización de diversos tipos de solventes orgánicos en estableci-mientos dedicadas al "lavado a seco", es necesario contar con una normativa que preserve a los usuarios, clientes y habitantes que podrían verse sometidos a dosis perjudiciales de sustancias potencialmente tóxicas.

• En razón de la información, que se ha explicitado sintéticamente en este documento, proveniente de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, como de organismos Ambientales Internacionales como la EPA de los Estados Unidos y otros que se ha mencionado en la primera página de la presente, advir-tiendo sobre la toxicidad de las sustancias identificadas genéricamente como Percloroetileno (PERC) que se emplea como solvente orgánico en tintorerías.

• En razón de ser facultad del Concejo Deliberante legislar sobre estas cuestiones y velar por el cumplimiento de la normativa existente, y para el caso se destaca el Título II – Políticas Especiales de nuestra Carta Orgánica Municipal - en su artícu-lo 31º (Ambiente, Ecología, Salubridad e Higiene);

En consecuencia se permite sugerir el siguiente proyecto de ORDENANZA:

“Artículo 1º: Dada la peligrosidad del solvente orgánico denominado percloroetileno, denunciada a este Municipio por la información detallada en la Resolución Nº 456/02 del Defensor del Pueblo de la Ciudad, y teniendo en cuenta los riesgos que implica su empleo para los usuarios, los clientes y para el ambiente, a partir de la sanción de la presente Ordenanza, no se habilitarán en la ciudad de Río Cuarto establecimientos de limpieza a seco que empleen percloroetileno.”

“Artículo 2º: Habilitación de Tintorerías:

“En su trámite de HABILITACIÓN Y/O EN LA RENOVACIÓN de la misma, las tintorerías deberán presentar una declaración jurada detallando el/los sistema/s de limpieza aplicado/s e informando los datos de los solventes y el tipo de maquinaria que utilizarán. Por otra parte estarán obligadas a informar todo cambio de solvente que se introduzca con posterioridad a la habilitación.”

“El Área Técnica designada (Medio Ambiente) controlará que en cada establecimiento se exhiban permanentemente avisos al pú-blico, en lugares perfectamente visibles, que expliquen el tipo de solvente usado, sus propiedades y sus riesgos.”

“Artículo 3º: Inspecciones:

Las tintorerías estarán sujetas a inspecciones por parte de las áreas municipales competentes en los siguientes aspectos:

a) Tipo de solvente empleado, almacenamiento, tratamiento, transporte y disposición final de sus efluentes líquidos y sólidos.

b) La exhibición de información al público sobre los solventes empleados.

c) La posesión de toda la documentación citada en el artículo precedente.”

“Artículo 4º: Capacitación:

Los propietarios y operarios de tintorerías tendrán la obligación de aprobar un curso de capacitación gratuito sobre los diversos tipos de solventes utilizados en la "limpieza a seco". Durante el mismo recibirán información sobre las características, riesgos y condiciones de uso segu-ro de los solventes detallados en el Artículo 7° de la presente. La Municipalidad de Río Cuarto, por intermedio del Área que designe (Medio Ambiente), con la participación de la Subsecretaría de Deportes y Educación, y/o Defensa Civil, asumirá la responsabilidad del curso dictándolo por sí o por terceros. El certificado de aprobación del mismo será obligatorio para todos los involucrados en el trabajo del establecimiento, tanto propietarios como empleados. Será exhibido cuando así lo soliciten los inspectores municipales y su carencia será causal de clausura.”

“Artículo 5º: Calidad de los efluentes líquidos:

A partir de la entrada en vigencia de la presente ordenanza, las tintorerías estarán obligadas a respetar los valores máximos permitidos para el vertido de efluentes líquidos detallados en el Artículo 7°. Los valores de los parámetros citados podrán ser modificados por Resolución del Departamento Ejecutivo Municipal toda vez que su vuelco signifique un riesgo para el cuerpo receptor.”

“Artículo 6º: Incompatibilidad con comercios de venta de alimentos:

Dada la alta solubilidad en grasa que poseen los vapores de al-gunos solventes usados en establecimientos de limpieza a seco, estos no podrán tener aberturas (puertas, ventanas, ventilaciones, etc.) hacia loca-les vecinos en los cuales se vendan alimentos. Dispondrán de equipamiento para ventilación forzada permanente, con descarga a los cuatro vientos, el cual deberá funcionar mientras haya existencia de solvente en el local de la tintorería, se halle esta en operaciones o no.“

“Artículo 7º: Glosario, detalles técnicos y límites de vertido de efluentes:

A todos los efectos de interpretación de la presente ordenanza se establece el siguiente glosario:”

• Tintorerías: son aquellos establecimientos en los que se realizan las denominadas "limpiezas a seco" de tejidos, prendas u otros artículos confeccionados con ellos.”

• Limpieza a seco: es el desmanchado y posterior limpieza total de tejidos, efetuada con formulaciones de solventes y tensioactivos, con mínima proporción de agua. “

“Los solventes empleados por las tintorerías pertenecen a alguna de las siguientes categorías de compuestos:

• Solventes base hidrocarburos aromatizados: son mezclas de hidrocarburos abiertos y cíclicos saturados, con hidrocarburos aromáticos.

• Solventes base hidrocarburos desaromatizados: mezclas similares a las anteriores a las que se ha despojado de hidrocarburos aromáticos (benceno, tolueno, etc.) y de compuestos azufrados.

• Percloroetileno: producto químico sintético constituido por dos átomos de carbono ligados entre sí por una doble ligadura, cada uno de ellos unido a dos átomos de cloro. Recibe también otros nombres: tetracloroetileno, tetracloroe-teno, PERC, PER, PCE, etc.”

“A los efectos del volcado de efluentes líquidos a cuerpos receptores se establecen las siguientes concentraciones máximas:

• Solventes base hidrocarburos aromatizados: 300 ppb (como benceno).

• Solventes base desaromatizados: 30 ppm (como hexano).”

“Los presentes parámetros y otros que merezcan ser caracterizados e incluidos en lo futuro, podrán ser modificados por resolución del Departamento Ejecutivo Municipal toda vez que su vuelco signifique un riesgo debidamente fundamentado para el cuerpo receptor.”

ARTICULO 2º): ELEVAR a conocimiento del Departamento Ejecutivo Municipal la propuesta que mediante la presente Resolución es derivada al Concejo Deliberante de la Ciudad.

ARTICULO 3º): Comuníquese, publíquese, regístrese y archívese.

RIO CUARTO, Marzo 06 de 2002.

DEFENSORIA DEL PUEBLO
DE LA CIUDAD DE RIO CUARTO


 

2. LA ORDENANZA MUNICIPAL 1152/03 DE RÍO CUARTO (Sancionada el 25 de marzo de 2003)

Artículo 1º: Prohíbese, a partir de la sanción de la presente, el uso del solvente orgánico ercloroetileno (PERC) en el ámbito de la ciudad de Río Cuarto, dada la peligrosidad de dicho solvente y teniendo en cuenta los riesgos que implica su utilización para los usuarios, los clientes y el medio ambiente.

Artículo 2º: En caso de nuevas habilitaciones y/o renovaciones se deberáadjuntar una declaración jurada dejando expresa constancia de la no utilización del solvente orgánico poercloroetileno (PERC) en los procesos de limpieza.

Artículo 3ºPor la Subdirección General de Recursos se deberá comunicar la presente a los comercios específicos habilitados.

Artículo 4º:  Comuníquese, publíquese, regístrese y archívese.

3. BARILOCHE. LA ORDENANZA DE PROHIBICIÓN DEL PERCLOROETILENO

 (Dario El Cordillerano)

Cybercafés y tintorerías rápidas
tienen normas reglamentarias

En la sesión ordinaria del último jueves en el Concejo Municipal se aprobaron dos ordenanzas que deben ser tenidas en cuenta especialmente, por la ciudadanía. La primera de ella, que lleva el número 502/2 "Prohíbe el uso de percloroetileno como solvente utilizado en las denominadas tintorerías rápidas" y la Ordenanza 635/2: "Reglamentación habilitación locales que brindan servicios de Internet", ambas reglamentaciones son de autoría del edil Claudio Lueiro (PPR)

El edil peperreísta propuso a sus pares prohibir el uso de percloroetileno en tintorerías llamadas rápidas a partir de denuncias formuladas por la Defensoría Adjunta de la Ciudad de Buenos Aires. A causa de los estudios toxicológicos realizados por el Dr. Osvaldo Frydman, investigador del CONICET, la sociedad argentina fue tomando conciencia de los riesgos producidos por el uso de percloroetileno como solvente utilizado en las denominadas tintorerías rápidas.

Se menciona en los fundamentos de la norma que "frente a la utilización de diversos tipos de solventes orgánicos en establecimientos dedicadas al "lavado en seco", es necesario contar con una normativa que preserve a los usuarios, clientes y habitantes que podrían verse sometidos a dosis perjudiciales de sustancias potencialmente tóxicas y cancerígenas".
Con la aprobación de la norma las llamadas tintorerías rápidas tienen prohíbido el uso de percloroetileno como solventes y dichos comercios deberán hacer una declaración jurada al momento de pedir su habilitación, allí deberán detallar el/los sistema/s de limpieza aplicado/s e informar los datos de los solventes y el tipo de maquinaria que utilizarán.
A su vez la Dirección de Inspección General de la comuna controlará que en cada establecimiento se exhiban permanentemente avisos al público, en lugares perfectamente visibles, que expliquen el tipo de solvente usado, sus propiedades y sus riesgos.

La norma preve que los propietarios de dichos comercios deberán hacer una capacitación sobre los diversos tipos de solventes, las tintorerías deberán respetar los valores máximos permitidos para el vertido de efluentes líquidos, dichos negocios serán incompatibles con aquellos que vendan alimentos y la Ordenanza tiene un glosario con detalles técnicos y límites de vertido de efluentes.

   

volver