Tal vez la primera denuncia pública hecha en nuestro país sobre el peligro que representan los bifenilos policlorados haya sido la publicada en mi libro "El negocio de envenenar" (Buenos Aires, Editorial Fraterna, 1985, hoy absolutamente agotado). El libro habla de los efectos sobre la salud de muchas sustancias químicas, tal vez demasiadas, y produjo en los lectores una sensación de agobio. ¿Cómo podía ser que estuviéramos sometidos a la acción de tantos contaminantes peligrosos?
 
Allí mencionaba, entre otros antecedentes, un escape de gases tóxicos (dioxinas) de un transformador ubicado en la Casa Blanca, que podría haber causado un tumor que afectó al entonces Presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan.
 
Las denuncias sobre bifenilos policlorados, o PCB´s (no confundir con PVC, que es un plástico) tuvieron un letargo prolongado, hasta que el año pasado, una transmisión de "Telenoche Investiga" destacó varios casos de cáncer provocados por esta sustancia, que está siendo usada como refrigerante de transformadores. El Ente Regulador de la Electricidad (ENRE) y las empresas involucradas negaron la existencia de bifenilos en los transformadores cuestionados. Pocos días más tarde, se supo que simplemente habían mentido: los tansformadores tenían bifenilos y se empezó a programar su reemplazo por otros que no estuviesen contaminados.
 
A partir de allí, los niveles de escándalo fueron tan altos que se piensa en su prohibición. La Secretaría de Salud de la Nación y el Ministerio de Trabajo los prohibieron en todo el país, dando un plazo de 10 años para su eliminación. A esto se agrega la presión de varias compañías eléctricas que procuran (a través de funcionarios adictos) extender aún más esos diez larguísimos años en los cuales vamos a estar expuertos a uno de los peores tóxicos que existen.
 
Simultáneamente, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires los prohibió en la Ciudad dando para ello un plazo de 30 días. Esta última Ley fue vetada por el Jefe de Gobierno, argumentando la imposibilidad de cumplirla en ese plazo tan breve.
 
Nuestro punto de vista es que 30 días son muy pocos y que diez años son demasiados. La Ciudad de Buenos Aires tiene condiciones particulares que hacen económica y técnicamente posible la eliminación de los bifenilos en un plazo relativamente breve. Para eso, la Legislatura debería reescribir la Ley vetada y aprobar lo antes posible una nueva versión.
 
Queremos realizar nuestro aporte a esa discusión. Para eso, les enviamos un informe preparado especialmente por la Lic. Nélida Harracá. La primera parte, que va con esta entrega, analiza los antecedentes y motivos por los cuales hay que prohibir de inmediato los bifenilos policlorados. La segunda y úlima parte detalla los antecedentes normativos que permitirán redactar una Ley más adecuada pàra la Ciudad de Buenos Aires.
 

NORMATIVA y PROPUESTAS PARA LA ELIMINACIÓN DE LOS BIFENILOS POLICLORADOS (PCB)

                                                     Por Lic. Nélida Harracá

Hace pocos días, se publicó en el Boletín Oficial de la Nación una Resolución conjunta del Ministerio de Salud (437/2001) y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Formación de Recursos Humanos (209/2001), que prohibe en todo el territorio del país la producción, importación y comercialización de Bifenilos Policlorados y productos y/o equipos que los contengan, otorgando plazo para el reemplazo hasta el año 2010, tiempo que aproximadamente coincide con lo establecido en distintas normativas del resto del mundo.

En forma casi simultánea la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sanciona una Ley (Nº 559) que también prohibe estos productos en el ámbito de la Ciudad.

Aunque esta última ley ha sido vetada por el Poder Ejecutivo, no por su espíritu sino por problemas que hacen a su aplicación, nos parece muy importante el avance en este tema y por consiguiente la necesidad de su modificación inmediata para poder dar respuesta a un problema que tiene que ver diréctamente con la salud y la seguridad de la población.

En este sentido, este informe pretende ser una síntesis de lo que representan estos compuestos-Bifenilos policlorados(PCB), Trifenilos policlorados (PCT) y Bifenilos polibromados (PBB)-en cuanto a su peligrosidad, así como el estado actual de la legislación internacional, nacional, provincial y de la Ciudad de Buenos Aires, finalizando con la formulación de posibles estrategias y planes de acción para su total eliminación en plazos razonables.

¿QUÉ ES EL PCB?

 Los bifenilos ploriclorados (PCB) son compuestos químicos formados por cloro, carbono e hidrógeno. Fueron sintetizados por primera vez en 1881. El PCB es resistente al fuego, muy estable, no conduce electricidad y tiene baja volatilidad a temperaturas normales. Éstas y otras características lo han hecho ideal para la elaboración de una amplia gama de productos industriales y de consumo.

Pero son estas mismas cualidades las que hacen al PCB peligroso para el ambiente, especialmente su resistencia extrema a la ruptura química y biológica a través de procesos naturales.

Irónicamente, su estabilidad química, que ha contribuido a su uso industrial extenso, es también uno de los aspectos que causa la preocupación más grande. Esta resistencia inusual, más su tendencia a permanecer y acumularse en organismos vivos, genera la presencia de PCB en el ambiente y una amplia dispersión con sus consecuentes efectos.

Muchos experimentos de laboratorio y otros estudios han intentado determinar los efectos que producen los PCBs en la salud de los seres humanos.

Los PCBs pueden ingresar en el cuerpo a través del contacto de la piel, por la inhalación de vapores o por la ingestión del alimentos que contengan residuos del compuesto.

En nuestro país todavía se encuentran transformadores de baja y media tensión que contienen aceite refrigerante de PCB y que, en muchos casos, chorrean ese lubricante por falta de mantenimiento. La liberación del aditivo con PCB contamina el suelo, las napas y el agua. No sólo de un barrio sino de toda la zona porque una de las características del PCB es que se desparrama con facilidad. Pero el principal riesgo ocurre si los transformadores explotan o se prenden fuego, en ese caso, el PCB se transforma en un producto químico denominado dioixina. Ésta se produce a través de la combustión.

Las dioxinas son las sustancias más dañinas que se conocen. Son cinco millones de veces más tóxicas que el cianuro y se ha comprobado que son cancerígenas.

El PCB es considerado un "contaminante orgánico persistente", es decir que permanece en el medio ambiente por largos períodos.

Está incluido en la "docena sucia", un listado de los doce contaminantes más peligrosos del planeta.

El PCB se utilizaba como refrigerante de transformadores pero en 1976, luego de un accidente, fue prohibido en Estados Unidos y Europa. Hoy existen alternativas al PCB mucho más seguras como los aceites de silicón o ciertos tipos de aceite mineral dieléctricos. Hoy se utilizan transformadores secos para reemplazar a los que necesitaban refregerantes líquidos.

ANTECEDENTES

Tendencias históricas de usos:

* Fase de I & D desde 1870 hasta los 20´s

* Fase de Aumento de Producción, desde los 30´s en EEUU; desde 50´s en CE y Japón; picos de producción mundial, entre 1950 y 1980.

* Entre los 60´s 70´s se instala la preocupación Ambiental.

* Desde los 70´s en adelante, fase de declinación.

Uso cambió con el tiempo: 1º dispersivos, sistemas abiertos. Discontinuados en casi todo el mundo a partir de 1972

Se estima que sus efectos se extenderán hasta el 2010, (tasa de evaporación del 7% anual)

También se usaron en variedad de artefactos electrodomésticos

Después producción se volcó a usos cerrados.

Distribución según usos:

1º Sistemas Abiertos: 29%

2º Sistemas Cerrados Eléctricos 55%

* 28% transformadores (Se estima que 2% pierde, pérdidas 0.06% año)

* 16% en condensadores (3% con pérdidas 1,6% año)

* 11% arrancadores.

3º Sistemas cerrados no eléctricos: 14%

4º Varios: 2%

USOS DE LOS PCB

1. Transformadores eléctricos.

2. Condensadores de alta y baja tensión

3. Motores eléctricos refrigerados con líquido.

4. Electromagnetos, interruptores, reguladores de tensión.

5. Cables eléctricos con óleo fluidos aislantes

6. Balastos de lámparas fluorescentes.

7. Antiguos electrodomésticos (televisores, heladeras, equipos de aire acondicionado, ventiladores de techo, hornos de microondas, freidoras industriales, equipos electrónicos)

8. Sistemas hidráulicos y de transferencia de calor.

9. Lubricantes de turbinas de gas y de vapor, compresores de gases y de aire.

10. Sistemas hidráulicos y lubricantes en equipos de minas y barcos.

11. Sellos de cierre de bombas de vacío.

12. Aceites de corte. Aceites de moldeo

13. Plastificantes en adhesivos, selladores, cauchos clorados, materiales plásticos.

14. Como solventes clorados de Pinturas, tintas y lacas

15. Revestimientos de papeles (copiadores sin carbónico)

16. Masillas y juntas de sellado.

17. Plaguicidas, agroquímicos.

18. Barras de detergentes.

19. Materiales de construcción: asfaltos, fieltros aislantes de ruido, paneles aislantes de techo, selladores, retardantes de fuego.

20. Agentes desempolvantes.

21. Medios de montaje de microscopios y aceites de inmersión.

22. Líquidos para análisis de viscosidad.

PELIGROS DE LOS PCB

I- Peligros para la salud.

Debate planteado desde hace muchos años, respecto toxicidad PCB

Acusados de causar cáncer (mama, cerebro, melanomas malignos, linfomas, sarcomas de tejidos blandos)

EPA encontró que los efectos tóxicos se manifiestan aun en trazas, (contaminación de fondo):

* 9 n gr/kg pueden dañar sistemas inmunológicos.

* 13 n gr/ kg disminuyen las hormonas sexuales en los hombres.

* 47 n gr/ kg, se observa disminución en el crecimiento de los niños.

Los peligros en general están asociados a la exposición crónica, aún en concentraciones bajas.

Estos son los que hoy se consideran como los mayores riesgos: PCB imitan el comportamiento de algunas hormonas como los estrógenos y pueden alterar sistema endocrino, provocando defectos de nacimiento y esterilidad.

40 variedades de PCB han sido detectadas en la grasa humana, 62 en la leche materna, (alteran el sistema inmunológico de los niños)

La contaminación se propaga de madre a bebe, por la placenta y la leche. Pueden nacer bebés prematuros, con menor peso y crecimiento más lento, cabezas pequeñas, atraso neurológico.

Problemas respiratorios

Daños al hígado y la piel (chloracné, eczemas) El efecto más común es el "chloracne", una condición dolorosa que desfigura la piel, similar al acné adolescente.

La Organización Mundial de la Salud comprobó, además, que el PCB es cancerígeno.

Por otra parte, se comprueba que la toxicidad aguda es relativamente baja.

DESARROLLO NEUROCONDUCTUAL DEL NIÑO Y BIFENILOS POLICLORADOS (PCBs): UNA REVISIÓN SISTEMÁTICA.

Núria Ribas-Fitó*, Maria Sala, Manolis Kogevinas, Jordi Sunyer.

Unitat de Recerca Respiratòria i Ambiental, Institut Municipal d'Investigació Mèdica.

C/ Dr. Aiguader, 80. 08003-Barcelona. Tel. 932211009. E-mail: nribas@imim.es.

Antecedentes y objetivos. Los bifenilos policlorados (PCBs) son compuestos organoclorados (OCs) que debido a su alta bioestabilidad y lipofilicidad se incorporan en las cadenas alimentarias y se encuentran presentes en todas las poblaciones humanas. En adultos la incorporación se produce principalmente a través de la dieta y en recién nacidos y lactantes a través de la placenta y la lactancia materna. Dos accidentes en Asia pusieron en evidencia la posible neurotoxicidad de estos compuestos en humanos. Los PCBs producen alteraciones en el comportamiento y en las habilidades cognitivas y motoras de animales de laboratorio. Existen pocos estudios que evalúen los efectos de estos compuestos en el desarrollo neuroconductual de los niños. Las dificultades en la homogeneización de estos estudios y la dificultad para aportar conclusiones claras nos han impulsado a realizar esta revisión sistemática.

Métodos. Todos los trabajos disponibles sobre los efectos de los PCBs y otros OCs en el desarrollo neuroconductual del niño publicados desde 1976 hasta la actualidad han sido revisados. Los estudios fueron identificados a partir de una búsqueda bibliográfica a través de Medline, de las referencias bibliográficas de otras publicaciones y de los resúmenes de programas de congresos de pediatría, neurotoxicología, OCs y epidemiología. Un total de 32 publicaciones derivadas de 9 estudios basados en poblaciones independientes fueron finalmente incluidos. Los resultados se agruparon según el tipo de exposición, la edad de evaluación, el efecto estudiado y el tratamiento estadístico.

Resultados. La medida de la exposición, los tests neuroconductuales utilizados, las edades de exploración y el control por los posibles confusores no coincidió en ninguno de los 9 estudios. Seis estudios analizaron el efecto de la exposición prenatal a PCBs. En recién nacidos se observó un aumento de los reflejos anómalos en los 4 estudios que lo evaluaron. En 4 de los 5 estudios que evaluaron el desarrollo motor durante los primeros meses de vida se observó una disminución de las habilidades motoras. Las habilidades cognitivas aparecieron alteradas durante los primeros meses de vida sólo en los niños de aquellas poblaciones altamente expuestas (3 de los 6 estudios). A los 4 años de edad se observaron efectos negativos en el desarrollo cognitivo en 4 de los 5 estudios que lo evaluaron. No se observó ninguna relación clara entre el desarrollo neuroconductual del niño y la exposición postnatal a PCBs o la exposición a otros OCs.

Conclusiones. La exposición prenatal a PCBs parece estar asociada con un sutil retraso en la adquisición de habilidades motoras durante los primeros meses de vida y con un ligero déficit en las habilidades cognitivas en niños mayores de 4 años. Algunos de estos efectos aparecen a niveles de exposición bajos. A pesar de que las diferencias individuales no son clínicamente muy relevantes, pueden tener un impacto importante a escala poblacional. Es necesario impulsar estudios internacionales con un único protocolo. 

II- Ecotoxicología

Efecto parecido se observa en aves, reptiles y mamíferos marinos, que son asociados a disminuciones catastróficas de algunas poblaciones.

Aumentan los defectos de nacimiento, deformaciones en los picos, disminuye la cantidad de nidos, huevos de cáscara demasiado fina, que se rompen al empollarlos.

PASIVOS AMBIENTALES

Caso de los PCB

 1.200.000 ton de producción mundial. Existencias de 800.000 ton. (en uso, almacenados, en rellenos)

Se conocen diversas estimaciones globales en residuos, suelos, y sedimentos contaminados con PCB. Nada más que en EEUU la estimación media sería de 350.000.000 ton.

II- Hay "reservorios" o "puntos calientes" de acumulación en diferentes lugares del planeta:

- Región de los Grandes Lagos.

- Áreas Portuarias.

- Vecindarios de ex fabricantes, usuarios, (áreas industriales)

- Lugares donde hubo mal diseño de vertederos o de gestión de los residuos (situación generalizada hasta los 70´s)

III- En áreas rurales, menos desarrolladas o prístinas de todo el planeta, hay contaminación de fondo, difusa.

Hay bíoacumulación en muchas especies salvajes, y bíomagnificación a medida que se asciende en la cadena trófica, en tierra, y sobre todo en el mar.

IV- Quedan grandes cantidades almacenadas o en uso que deben ser dispuestos o destruidos

Disposición final aumentará los stocks globales en el Ambiente (restos con menos de 50 ppm, van a vertederos controlados (de seguridad)

 ACCIDENTES CON PCB

 1981. Transformador con PCB explota y se incendia en edificio más alto ciudad de Binghampton. Trece años después seguía clausurado.

1985. Autopista Trans Canadá: derrame de PCB de transformador a lo largo de más de 100km. Hubo que romper y reemplazar pavimento.

1988. Gran pila de residuos de PCB se incendió. Hubo que evacuar toda la población de Saint Basille Prov. de Quebec.

1988. Se descubre que pérdidas de otra pila abandonada en la ciudad de Smithville, (Ontario) había contaminado acuífero que la abastece. Alto costo de limpieza.

1989. Embarque de residuos de PCB (provenientes del incendio de 1988) enviado a Gran Bretaña para su destrucción no pudo ser descargado por negativa de los obreros portuarios ingleses

1990. Se descubre una partida de tambores de PCB en barcaza hundida en Golfo de San Lorenzo.

1991. Choque de automóvil contra columna de distribución aérea: provoca falla sistema abastecimiento Universidad Estatal New Paltz. Explota y se incendia transformador con PCB.

Sigue reacción en cadena, sucesión de explosiones, roturas, fuegos en cuatro edificios.

Descontaminación insumió tres años y 35 millones de USD

 ANTECEDENTES, DENUNCIAS Y TESTIMONIOS EN ARGENTINA

1. Mendoza:

Denuncia ante Fiscalía por el tóxico PCB

El senador Luis Ruzo (PJ) pedirá al fiscal de Estado, Pedro Sin, que determine si hay responsabilidad penal entre las autoridades del Gobierno de Mendoza por no tomar medidas a tiempo para evitar cualquier riesgo al ambiente y a personas que hubieran estado en contacto con PCB (bifenilo policlorado).

Ruzo informó que decidió hacer la presentación al fiscal de Estado (ombudsman ambiental) luego de una reunión que mantuvieron los integrantes de la comisión de Derechos y Garantías del Senado con el ministro de Ambiente y Obras Públicas, Aldo Ostropolsky. En el encuentro, según explicó Ruzo, terminó de confirmar que autoridades del Gobierno “mintieron” cuando sostuvieron que tramitaban el envío a Francia del PCB existente en Mendoza. “El Gobierno tomó conocimiento de la peligrosidad de los elementos que tenían en un depósito de EMSE residual, en Blanco Encalada, el 20 de marzo del 2000. Pero no se hizo nada. Esto es una falencia por parte de la dirección de Saneamiento Ambiental (a cargo de Gonzalo Dávila)”, indicó el senador y agregó que recién a partir de que los medios periodísticos de la provincia informaran sobre la peligrosidad de este elemento (que se encuentra en más de 20 lugares en la vía pública) “el Gobierno tomó conciencia de su riesgo”. Un informe del EPRE revela que las empresas de servicio eléctrico tienen aún transformadores y capacitadores en uso con PCB

Pero lo que es peor, el informe indica que el Gobierno mantenía PCB en un galpón al que cualquier persona podía acceder. Tras publicarse el informe del EPRE el Gobierno anunció que hacía casi un año que tramitaba su envío a Francia. “Es mentira que ya tuvieran trámites hechos”, dijo el senador luego de la reunión con el ministro. Agregó que “todavía están averiguando cuál es la empresa que podría llevarse estos elementos a su disposición final que podría ser Francia (país que tiene la mejor tecnología para desactivar el compuesto)”. Por otra parte, los elementos guardados en ese galpón no tenían custodia como lo especifica la ley de residuos peligrosos, “recién ahora la han puesto”, sostuvo Ruzo. Para Ruzo, que Ostropolsky anunciara en la reunión que el Gobierno le exigió al EPRE que emplace a las empresas de servicio eléctrico para que eliminen todos los equipos que funcionan con PCB, significaría que podrían ser responsables de no tomar medidas estrictas para no contaminar el ambiente y provocar severas consecuencia a la población.

Piden Prohibición de PCB

Ante la aparición en Mendoza de casos de empresas que trabajan con PCB, lo cual tiene efectos cancerígenos, el senador bonaerense Miguel Angel Di Salvo (PJ), volvió a reiterar su pedido de que “a nivel nacional se prohiba la utilización de PCB” como revestimiento de subestaciones y transformadores eléctricos

Ante la nueva aparición en la provincia de Mendoza de casos de empresas que trabajan con materiales químicos con PCB, lo cual tiene efectos cancerígenos, el senador bonaerense Miguel Angel Di Salvo (PJ), volvió a reiterar su pedido de que “a nivel nacional se prohiba la utilización de PCB” como revestimiento de subestaciones y transformadores eléctricos.

2. Provincia de Buenos Aires

Bº Villa del Carmen, partido de Pilar,

En la Argentina, durante los primeros días de Agosto de 2000, un informe de Telenoche Investiga puso de manifiesto el uso de los PCB y sus consecuencias. En el barrio Villa del Carmen de la localidad bonaerense de Del Viso, partido de Pilar, se ha investigado que más de 50 personas padecen algún tipo de cáncer. El dato no es casual: todas viven un barrio de apenas 30 cuadras donde se detectaron contaminantes en el suelo y en el agua. Según un informe del Gobierno de la Provincia, debajo de los transformadores de electricidad colocados en el cableado de luz de la zona fue detectada una sustancia altamente tóxica. En tanto, Edenor niega que sus transformadores contengan PCB.

En 1995, un transformador de energía de la empresa Edenor explotó en la zona. Tuvieron que retirarlo. Pero a la vuelta, sobre la misma manzana, después instalaron otro.

El 12 de junio pasado, la Secretaría de Política Ambiental de la provincia tomó muestras de agua y de la tierra que está debajo de las columnas de energía para evaluar si estaban contaminadas con PCB. Dos días después, Edenor aclaró en una carta: "Dentro del ámbito de la Municipalidad de Pilar, no existen transformadores con líquido refrigerante del tipo policloro bifelinos (PCB). Tampoco fueron instalados en momento alguno, tanto por parte de nuestra empresa como por Segba".

Sin embargo, poco después se conocieron los resultados de los análisis realizados por la Provincia de Buenos Aires: se encontró que el agua no es apta para consumo humano y, en el suelo debajo de los transformadores, detectaron restos de PCB.

Bahía Blanca

Otros casos surgieron en Bahía Blanca, en donde las áreas comunales de Medio Ambiente, Electricidad y Mecánica y Defensa Civil, junto a la empresa EDES, realizaron una recorrida por los tres transformadores que contienen, según los registros, bifenilo policlorado (PCB's)

Los artefactos se encuentran en los edificios de Alem 1253, dependencias de la Universidad Nacional del Sur, y en Mitre 259 y Estomba 143, de la Federación de Empleados de Comercio.

Minutos antes de ingresar a la cámara que abastece de energía a la casa de altos estudios, Braulio Laurencena, director de Medio Ambiente de la Municipalidad, manifestó que con las inspecciones se tendrá un primer diagnóstico sobre el estado de los transformadores y se establecerá la urgencia de la aplicación de medidas adicionales de seguridad.

"La UNS está adelantada en el recambio; tiene los medios económicos para hacerlo y está viendo la contratación para la disposición final del transformador

Francia e Inglaterra son los dos únicos países en donde funcionan hornos adecuados para destruir estos artefactos, sin contaminar el medio ambiente.

Al finalizar la verificación, el funcionario dijo que el convertidor no parece haber sufrido pérdidas. La intensión del Departamento Ejecutivo es hacer un seguimiento mensual de los artefactos, junto con la secretaría de Política Ambiental de la provincia.

En tanto, Ricardo Mishevitch, del área de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de EDES, aseguró que las tres cámaras son particulares y que, por lo tanto, la distribuidora a la que representa no ha efectuado revisión alguna sobre los mismos.

Por su parte, en el edificio de Mitre 259 se registró una pequeña pérdida en uno de los sistemas de seguridad del transformador, si bien no se confirmó que se tratara de PCB's.

Ciudad de Buenos Aires

UN PELIGRO PARA LA SALUD: SORPRESA Y TEMOR DE LOS VECINOS

Clarín-Viernes 20 de octubre de 2000 

En muchos edificios el PCB está al alcance de la mano

"Nadie nos da una respuesta"

Aún quedan transformadores con una sustancia altamente tóxica

Según Edenor y Edesur, los transformadores con PCB que aún quedan en la Capital Federal están únicamente al alcance de especialistas. Pero en una recorrida realizada por diferentes edificios y garajes de la ciudad, Clarín constató que en realidad la mayoría de los aparatos están muy a mano.

En la recorrida, además, quedó claro que en muchos edificios —a excepción de los encargados o los vecinos que participan en el consorcio— casi nadie sabía que esos inmensos aparatos eran transformadores de las empresas de energía. "Ah, yo pensaba que era un generador propio de electricidad", sostuvo una señora que vive en avenida Córdoba 4441.

Ese equipo —según una placa que tiene en su frente la marca Cegetec fue fabricado en 1980— está en el garaje del edificio. Con sólo agacharse y pasar una barrera de seguridad, cualquiera puede tocarlo. Es más: dos bicicletas permanecen atadas a esa barrera; otras cuatro bicis y un coche están ahí nomás.

De acuerdo con el encargado de ese edificio, habitualmente los técnicos de Edenor pasan a controlar el transformador. Ayer, sin embargo, debajo del aparato había una laguna de un líquido viscoso. Perturbado, el encargado le preguntó al equipo de Clarín: "¿Saben cómo es el PCB?".

El equipo ubicado en la cochera del edificio de Thames 2475 luce algo más protegido: está en una jaula de alambre. Claro que, en caso de pérdida de líquido refrigerante, sus vapores tóxicos se dispersarían por todos lados, ya que esa protección no es hermética.

El aparato de avenida Santa Fe 4990 también puede ser tocado por cualquiera. En ese edificio ni siquiera es necesario esquivar una barrera de seguridad; sólo hay que bajar al subsuelo y caminar hasta el transformador, ubicado debajo de la rampa de entrada y salida de los coches.

Algunas de las vecinas de ese edificio están preocupadas. "Es que ya sabemos que es un transformador que tiene un líquido refrigerante que puede ser cancerígeno", contaron Natividad Llorca, Ethel Medina y Angélica Llado.

Las tres señoras jamás le habían prestado la más mínima atención a ese transformador. "Todo cambió el día que vimos por la tele lo que podía causar el PCB. Ese día nos juntamos y decidimos hacer un petitorio entre los vecinos para exigir que nos cambien el equipo", indicaron.

El petitorio, que será enviado a la empresa Edenor y al Ente Regulador de la Energía, empezó a ser firmado ayer por los propietarios e inquilinos de los 127 departamentos que conforman el edificio. "Dicen que si no tiene pérdidas o no se incendia no hay riesgos de nada. Pero lo que no pasó en los últimos 35 años puede pasar esta noche. Exijo que nos cambien ya el tranformador", dijo Ethel Medina.

Siguiente>>>

VOLVER