Estoy pidiendo al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que la Ciudad asuma su responsabilidad por los riesgos ambientales provocados por el CEAMSE. En muchas oportunidades hemos señalado que, si bien la Ciudad es uno de los copropietarios del CEAMSE, no está haciéndose cargo de lo que ello implica en los aspectos ecológicos.
 
Los rellenos sanitarios prometidos se transformaron en simples basurales tapados con tierra.  No sabemos si alguien controla que no se lleven residuos peligrosos en forma clandestina a instalaciones que no están preparadas para recibirlos. Las montañas de residuos se depositan en condiciones en las que hay dudas razonables sobre la posibilidad de recoger o tratar los líquidos lixiviados. No sabemos en qué medida esos residuos están contaminando las aguas superficiales y subterráneas.
 
A esto se agrega la inminencia del cierre de las instalaciones de Villa Domínico, cuyas condiciones ambientales son una caja negra. ¿Qué pasivo ambiental vamos a dejarles a los vecinos de Avellaneda?
 
El CEAMSE se controla a sí mismo y suponemos que no hay nadie realizando una audítoría ambiental de su gestión. Estoy pidiendo que comience a hacerse regularmente esa auditoría y que la haga la Ciudad de Buenos Aires.
 
Con respecto al contenido y orientación de dicha auditoría, les envío el respectivo informe de la Lic. Mabel Santoro que también remito al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
 
     
ceamsejpg
Nadie sabe si esta imagen idílica es cierta
 

LA RESPONSABILIDAD DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES CON RESPECTO AL CEAMSE

Lic. Mabel B. Santoro

El CEAMSE - Coordinación Ecológica Area Metropolitana Sociedad del Estado - es una Sociedad del Estado de carácter interjurisdiccional, creada por la Provincia de Buenos Aires y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, perteneciendo su capital social a ambos por partes iguales.

Tiene un régimen jurídico de derecho privado y su objeto primario es contribuir al equilibrio y a la preservación ecológica del área metropolitana, a la eliminación de la polución ambiental y al saneamiento de los acuíferos y los suelos. 

Entre otras, están comprendidas dentro de su objeto las acciones de planificar, proyectar y ejecutar, por sí o mediante contratación con terceros:

·        La disposición final de residuos sólidos mediante la utilización de la técnica de relleno sanitario, directamente o previa recuperación y/o transformación, el tratamiento y disposición final de cualquier clase de residuos peligrosos, sólidos o líquidos.

·        La prestación de servicios de recolección de residuos sólidos de cualquier clase y origen, del barrido y limpieza de la vía y lugares públicos, y de poda y de forestación.

·        La recuperación de terrenos bajos e inundables; tareas de saneamiento de tierras y ríos, parquización y defensas contra las inundaciones y cualquier clase de acción de saneamiento de cuencas hídricas que surcan el Area Metropolitana.

Los residuos que maneja el CEAMSE son de dos tipos: 

-          Residuos de servicios Municipales:
Residuos domésticos, barrido de calles, poda, otros municipales, etc.

-          Residuos de Generadores Privados:
Derivados de la actividad comercial, industrial y/o servicios.

Estos últimos por la diversidad de actividades, implican una amplia variedad de calidades de residuos que es indispensable controlar previo al vuelco de los mismos en los Rellenos Sanitarios que opera CEAMSE.

Para la recepción de residuos de Generadores Privados (actividad comercial, industrial y de servicios), es necesario que los desechos a disponer se encuentren previamente autorizados para su vuelco, adoptándose como criterio de calidad para la admisión de estos, la exclusión de residuos líquidos, residuos con características riesgosas tales como tóxicos, reactivos, corrosivos, inflamables, patogénicos, irritantes, capaces de producir cambios genéticos, explosivos, radiactivos.

La recepción de estos residuos, se efectúa mediante un sistema de controles técnicos y administrativos, que contemplando los criterios de calidad indicados, comprende los siguientes aspectos a saber: 

- Evaluación de factibilidad de disposición de residuos del Generador solicitante

- Control de calidad en los Centros de descarga

Los predios utilizados para la disposición de la basura son cuatro: Norte III (en la  cuenca del río Reconquista), Gonzalez Catán, Ensenada y Villa Domínico. 

La Ciudad de Buenos Aires es socia y a la vez cliente del CEAMSE. El total de la basura domiciliaria y la proveniente de Generadores Privados autorizados del ámbito de la ciudad es entregada a la empresa para su compactación y disposición final en Villa Domínico. Esto significa que es responsable por las acciones del CEAMSE.

La intervención que desempeña el CEAMSE en el ambiente es de muy alto impacto. Sin entrar en la discusión respecto de si la basura podría tener un destino mejor o peor, lo cierto es que el procedimiento elegido para deshacernos de ella ha sido la disposición de las mismas en zonas bajas, inundables, mediante la creación de los rellenos sanitarios.

Estos fueron vistos como la panacea que resolvería dos problemas a la vez: las zonas bajas se convertirían en tierras útiles para la sociedad, porque ganarían en altura, gracias a la basura que se entierra en ellos. Los terrenos así recuperados, pasarían de ser zonas inundables a pulmones verdes, parquizados, con lugares para campings y áreas forestadas. 

La realidad nos muestra que al elevar la cota de zonas inundables, se modifica el escurrimiento superficial de las aguas. Si estas tierras además formaban parte del lecho de inundación de algún río o arroyo como por ejemplo, los rellenos de la zona Norte que ocupan el lecho del río Reconquista, el problema se duplica. Por lo general, la solución es buscada por el lado de la ingeniería hidráulica. Sin embargo el ambiente es un sistema de relaciones más complejas. 

En el Area Metropolitana, los sitios con cotas bajas como los elegidos para relleno sanitario, tienen la napa freática muy superficial y en algunos casos aflorante. Por sobre las mismas, el material es muy heterogéneo, encontrándose capas arcillosas (impermeables) lindantes con capas permeables. La técnica usada para la impermeabilización de los reservorios es muy discutida. Muchos dudan con buenos fundamentos de su efectividad. Se refieren a que la basura de los rellenos puede en algunos casos ser inundada por la napa freática; asimismo, los líquidos lixivados de la descomposición de los rellenos puede filtrar a través de las capas permeables y llegar al agua subterránea. Todo esto puede suceder porque se duda de la real impermeabilización de los reservorios.

Durante el año 2000, varios intendentes del conurbano bonaerense han expresado su disconformidad por el modo en que se manejan los rellenos sanitarios que opera el CEAMSE en sus municipios. Ellos denuncian que los lixiviados están contaminando las napas freáticas, también el escurrimiento superficial de los mismos sin el tratamiento adecuado es otra fuente de contaminación. Por otra parte, hubo inclumplimiento del contrato en varios puntos, como por ejemplo, en cuanto a la parquización de los predios que ya han sido colmatados como rellenos sanitarios. 

La Ciudad de Buenos Aires  no puede desentenderse de estas denuncias. Si tal como proclama en su Constitución, el derecho a un ambiente sano y la obligación de recomponer el daño ambiental son sus principios, debe responsabilizarse de la parte que le toca como integrante de la empresa.

En este sentido, la Ciudad debería realizar auditorías para verificar si el CEAMSE es una empresa contaminante.

Las auditorías deberían consistir en:

1.      Generadores privados

Se deberían controlar dos cosas: por un lado, en cuanto a los Generadores Privados que han declarado su condición, verificación de las autorizaciones para operar, y de los certificados de recepción de la carga en los Centros de Descarga.

En segundo lugar, habría que detectar a aquellos que son generadores privados no declarados y que operan como si sus residuos fueran domiciliarios. Esto no es tarea del CEAMSE sino del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de los municipios.

2. 2.     Monitoreo de aguas subterráneas:

El CEAMSE toma muestras desde el año 1979 con baterías de pozos de monitoreo distribuidos en los entornos de los rellenos, observando que estos pozos cubran toda el área, teniendo en cuenta las escorrentías de los acuíferos.

La frecuencia de muestreo es variable. Cuando se construye un nuevo pozo de monitoreo, tanto en rellenos clausurados como en operaciones o en áreas nuevas, se lo muestrea quincenalmente durante 6 (seis) meses para caracterizar las aguas subterráneas en ese punto de extracción, luego se muestrea cada 4 (cuatro) meses hasta el cierre del relleno sanitario y, posteriormente de producido éste, en forma anual.

Actualmente, la red de monitoreo comprende 118 pozos, de los cuales 28 corresponden a rellenos clausurados (Bancalari, Norte I y Norte II), 85 a rellenos en operaciones (Norte III, Ensenada, Villa Domínico y González Catán).

Los parámetros analizados son los siguientes:

1. Alcalinidad Total
2. Arsénico
3. Cadmio
4. Calcio
5. Cianuro
6. Cinc
7. Cloruros
8. Cobre
9. Color
10. Conductividad Específica
11. Cromo Total
12. Demanda Química de Oxígeno (DQO)
13. Dureza
14. Fósforo
15. Hierro Total
16. Magnesio
17. Manganeso
18. Mercurio total
19. Níquel
20. Nitrógeno Amoniacal
21. Nitrógeno Total Kjeldahl
22. pH
23. Plomo
24. Potasio
25. Sodio
26. Sulfatos
27. Turbiedad

El Gobierno de la Ciudad debería encargar a un laboratorio independiente una auditoría de los resultados de las muestras que toma periódicamente el CEAMSE tomando sus propias muestras.

3. Monitoreo de aguas superficiales

El CEAMSE monitorea estas aguas mediante estaciones de muestreo en los cursos superficiales adyacentes. Las estaciones se establecen en los cursos de forma que existan posiciones aguas arriba y aguas abajo, con respecto a los Rellenos Sanitarios, siendo la frecuencia de muestreo semestral.

Los parámetros analizados son los siguientes:

1. Alcalinidad Total
2. Arsénico
3. Cadmio
4. Cinc
5. Cloruros
6. Cobre
7. Cromo Total
8. Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO)
9. Demanda Química de Oxígeno (DQO)
10. Hierro Total
11. Manganeso
12. Níquel
13. Nitratos
14. Nitritos
15. Nitrógeno Amoniacal
16. Nitrógeno Orgánico
17. Nitrógeno Total Kjeldahl
18. Oxígeno disuelto
19. pH
20. Sólidos Sedimentables a 10 minutos y a 2 horas
21. Sólidos Totales Disueltos
22. Sulfuros
23. Sustancias Detergentes   

24. Sustancias fenólicas

El líquido lixiviado o percolado, es el líquido que se origina en el módulo de un Relleno Sanitario como producto del agua de lluvia que, al atravesar (“percolar”) la masa de residuos sólidos disuelve, extrae y transporta (“lixivia”) los distintos componentes sólidos, líquidos o gaseosos presentes en los residuos allí dispuestos. En dichos Rellenos Sanitarios los líquidos son extraídos desde las celdas y después de ser tratados, son rigurosamente controlados a los efectos de lograr una calidad compatible con la normas de vuelco vigentes. En las Estaciones de Transferencia, los líquidos son generados por el proceso de compactación y transferencia de los residuos.

El líquido lixiviado es sometido a un tratamiento que incluye dos etapas, un proceso físico-químico y otro biológico. En ambos casos, el procedimiento se efectúa en las plantas ubicadas en los Rellenos Sanitarios y en las Estaciones de Transferencia.

El tratamiento otorgado al lixiviado es para que, una vez tratado, el efluente líquido cumpla con los límites de vertido admisibles por la legislación vigente:

·       En la Provincia de Buenos Aires para los Rellenos Sanitarios son aplicables las normas de la Administración General de Obras Sanitarias para el vertido de efluentes líquidos - Resolución AGOSBA Nº 389/98 que establece los parámetros para vuelco a cuerpo de agua superficial.

·        En las Estaciones de Transferencia el vertido a colectora cloacal está sometido a la normativa vigente en la Ciudad de Buenos Aires, emitida por Aguas Argentinas y la Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable. Si los parámetros del efluente tratado cumplen con dichas regulaciones, se vuelca al conducto cloacal.

La auditoría debería comprender el muestreo y análisis de los líquidos lixiviados en las Estaciones de Transferencia y en los predios de rellenos sanitarios. 

Bibliografía:

-         Diario Clarín, 7 de Agosto de 2000.

-         CEAMSE: Información suministrada en su página web.

Se agradece el asesoramiento brindado por el Lic. en Geología Fernando Pereyra.


VOLVER