Como ustedes saben, desde la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires estamos impulsando la prohibición del percloroetileno, el solvente utilizado en muchas tintorerías rápidas (mal llamadas ecológicas).
 
El fundamento científico de este pedido está basado en un análisis de más de cincuenta investigaciones toxicológicas, realizado por el Dr. Osvaldo Fridman, investigador de CONICET. Ese informe está a disposición de ustedes y ha sido remitido a todos los interesados en conocerlo.
 
En los considerandos de la resolución de la Defensoría (que lleva el Nº 3768, del 26 de noviembre de 2001 y que firmé yo, en ausencia de la Dra. Alicia Oliveira) detallamos los efectos toxicológicos del percloroetileno. Señalábamos en dicha resolución que:

"El percloroetileno puede producir serios daños neurológicos en los trabajadores de las tintorerías, vecinos de las mismas y usuarios de las prendas tratadas.

"Provoca cambios en el comportamiento de las personas.

"Es tóxico para el hígado, riñón y el sistema nervioso central. Tiene también efectos tóxicos sobre el corazón, vinculados con las alteraciones que provoca en la dinámica del calcio durante los movimientos (excitación-contracción) del corazón.

"En el ser humano puede ser cancerígeno. Sus efectos cancerígenos se vinculan con producir la ruptura de los cromosomas (efectos clastogénicos).

"Se documentan la mayor frecuencia de cánceres de intestino, páncreas y vejiga en esta industria.

"Provoca un ligero aumento del riesgo de cáncer de riñón.

"Puede provocar cáncer de lengua y de laringe.

"Puede provocar abortos espontáneos.

"Puede provocar esclerorderma localizada (una enfermedad de la piel).

"Es frecuente que se produzca la alteración de la visión de los colores (daltonismo) por exposición al percloroetileno.

"Provoca alteraciones en el sistema inmunológico.

"Se observó en animales expuestos la atrofia de los nervios olfatorios.

"Hay casos documentados de muertes de bebés por utilizar prendas tratadas con percloroetileno.

"El percloroetileno puede transmitirse a los lactantes a través de la leche materna, con todos los riesgos que aquí se señalan.

"A pesar de los bajos niveles de exposición, las funciones del sistema nervioso central pueden ser afectadas por el tetracloroetileno en los sujetos que viven cerca de una lavandería de lavado en seco, si la exposición se produce durante varios años.

"La exposición al producto no afecta sólo a los trabajadores de las tintorerías sino también a los choferes de los vehículos que transportan las prendas tratadas.

"Los miembros de la familia de trabajadores de lavanderías en seco se encuentran más expuestos que la población en general.

"Las personas que viven cerca de las lavanderías o que guardan en su casa ropa lavada en ellas presentaron una mayor exposición fuera y dentro de su casa que otras personas. En algunos casos individuales, se vieron valores por lejos superiores al promedio.

"Debe tenerse como objetivo la implementación de controles para reducir la exposición de los operarios a solventes. Pero el uso de la ventilación tiene problemas y estos problemas suelen ser más severos en las pequeñas empresas.

"La instalación de este tipo de tintorerías en shoppings o hipermercados que venden comestibles, significa agregar residuos tóxicos a esos alimentos.

 

              "Cuando los clientes retiran una prenda tratada y después recorren con ella las góndolas del supermercado, están esparciendo una sustancia tóxica que se agrega a los alimentos".
 
Vale la pena destacar que la mayor parte de los estudios toxicológicos se realizaron sobre trabajadores y vecinos de tintorerías del Primer Mundo, donde trabajan con controles mucho mayores de los imaginables en Buenos Aires, y a pesar de eso, adquieren enfermedades irreversibles.
 
Ante nuestros pedidos, hemos recibido un par de respuestas a esa recomendación:
En vez de eso, consultaron a un empresario que se ocupa de hacer análisis químicos e hicieron propio su informe. El mismo contestó generalidades tales como que cualquier sustancia, inclusive el agua, puede dañar en altas dosis. También afirma el mencionado empresario que "sólo bajo el efecto de un cuadro alucinatorio o bien la imaginación desatada de un autor de ciencia-ficción" se puede suponer que existe algún problema si se ponen tintorerías junto a locales de venta de alimentos. Sería bueno saber por qué en países del Primer Mundo las tintorerías se colocan afuera y no adentro de los supermercados.
 
Nótese en el texto que acompañamos que no hay ninguna mención solvente a los efectos cancerígenos del percloroetileno, sino sólo los riesgos de intoxicación aguda (como si ése fuera el único efecto posible de la contaminación).
 
A continuación, el mencionado informe:

                                                                            Buenos Aires, 11 de enero de 2002

 Arq. Marta S.Balderiote

Directora General de Política y Evaluación Ambiental Gobierno de la Ciudad

Autónoma de Buenos Aires -PRESENTE

 De mi consideración:

 Tengo el agrado de dirigirme a Ud. en respuesta a su Nota Nº 020-DGPYEA-2002 vinculada con la actuación 4765/01 de la Defensoría del Pueblo para informar lo siguiente:

Antes de responder específicamente a los puntos de la consulta, quiero hacer una exposición conceptual que permita ubicamos seria y responsablemente en el tema en cuestión. 

No existe en la naturaleza ninguna sustancia, compuesto o elemento que no sea tóxico para el hombre, valen dos ejemplos: 

1.- La ingestión continua de 5 litros de agua en un adulto le provoca la muerte por un desequilibrio electrolítico conocido como "intoxicación hídrica".

2.-  Si colocarnos un adulto en una atmósfera con una presión parcial de oxígeno superior a la normal, padecerá daños en su salud (procesos hiperoxidativos con destrucción tisular) conocido como "intoxicación por oxígeno" que pueden hacer peligrar su vida.

Como vemos, dos elementos fundamentales para la vida : el agua y el oxígeno, pueden provocar la muerte.

Paracelso, (1491 - 1543), pronunció la célebre frase: "LA DOSIS HACE AL VENENO " que constituye uno de los principios básicos de la toxicología y es la esencia de la Relación DOSIS RESPUESTA.

Así como el estudio del clima es efectuado por meteorólogos, el diseño de edificios es materia de los arquitectos, la interpretación de la información toxicológica debe ser hecha exclusivamente por TOXICOLOGOS.

Esto significa que para poder interpretar y valorar criteriosamente los resultados de los estudios toxicológicos es imprescindible poseer especialización en el tema, validada con una reconocida trayectoria en la especialidad.

Estas consideraciones las hago para resaltar que la evaluación de los posibles efectos del Tetracloroetileno descriptos en el informe de la Defensoría deben ser analizados individualmente teniendo en cuenta la credibilidad del origen, animales utilizados, dosis, tiempo de exposición, etc.

Por lo señalado precedentemente creo innecesario debatir en este informe la enumeración emocional y no cerebral de los posibles, probables o potenciales efectos del Tetracloroetileno consignados en los considerandos del proyecto de resolución de la Defensoría.

 Simplemente voy a transcribir datos y comprobaciones que figuran en el Toxicological Profile for Tetrachloroethylene elaborado por el Departamento de Salud de USA (1997).

La Concentración Letal 50 (CL 50) en ratones (vía inhalatoria) del Tetracloroetileno es de 5.200 ppm.

La Dosis Letal 50 (DL 50) en ratas (vía oral) del Tetracloroetileno es de 3400 mg/kg de peso.

La Dosis Letal 50 (DL 50) en ratones (vía oral) del Tetracloroetileno es de 8139 mg/kg.

Si compararnos estos valores con la siguiente Tabla de Clasificación de las Toxicidades de la Organización Mundial de la Salud:

Rango de

Toxicidad

DL 50 oral en rata

Denominación usual

Posible dosis letal para el hombre

1

2

3

4

5

6

<1 mg/kg

1 - 50 mg/kg

50-500 mg/kg

0.5-5,0g/kg

5-15 g/kg

>15 g/kg

Extremadamente tóxico

Altamente tóxico

Moderadamente tóxico

Ligeramente tóxico

Prácticamente no tóxico

Relativamente inocuo

1 gota-1 gramo

1 cucharadita

30 gramos

250 gramos

1 litro

> litro

al Tetracloroetileno le corresponde el Rango 4/5 o sea Ligeramente Tóxico o Prácticamente no Tóxico. 

La legislación laboral argentina Ley 19581, Decreto Reglamentario 351/79 y Resolución 444/91 fijan la Concentración Máxima Permisible de Tetracloroetileno para el microclima laboral en 50 ppm o 335 mg/m3 (exposición durante 8 horas diarias, 5 días por semana).

La Organización Mundial de la Salud, estableció para Europa el Nivel Gula de Calidad de Aire Urbano en 0,25 mg/m3. 

La Agencia para el Registro de Sustancias Tóxicas e Intoxicaciones de USA estableció como Minimal Risk Level la concentración de 0,2 mg/m3 en aire urbano.

El Nivel Guía de Europa y el Minimal Risk Level de USA son las concentraciones ambientales de Tetracloroetileno que se pueden respirar durante setenta (70) años sin que aparezcan efectos nocivos sobre la salud humana. 

Podríamos llenar muchas más carillas con datos, referencias, informes, etc. sobre el Tetracloroetileno pero creo que es mucho más útil emplear el SENTIDO COMUN y acompañar el siguiente razonamiento: una persona retira de una lavandería en un supermercado varias prendas que fueron sometidas a limpieza a seco con Tetracloroetileno; no sabemos cuál es la cantidad residual del solvente en las prendas, pero desde ya es mínima porque la simple exposición al aire durante un corto tiempo produce su total volatilización.

Ahora bien, las prendas fueron entregadas en bolsas plásticas o envoltorios de papel y el portador de las mismas comienza a recorrer las góndolas del supermercado.  Los alimentos expuestos en las góndolas (con excepción de frutas, carnes y pescados) se hallan en envases herméticos.  Solo bajo el efecto de un cuadro alucinatorio o bien la imaginación desatada de un autor de ciencia ficción puede suponer que el Tetracloroetileno que se volatiliza de las prendas se fija selectivamente en los alimentos y concentra una dosis tal, que representa una contaminación tóxica de los mismos. 

Para finalizar y con el ánimo de aportar una solución a la cuestión planteada, creo fundamental distinguir claramente dos aspectos :

1.-     Exposición Laboral : son los trabajadores que utilizan el Tetracloroetileno.  Están amparados por una clara legislación laboral, supervisada por las ART y fiscalizada por la autoridad competente. 

2.-     Exposición Urbana : a falta de legislación nacional podemos adoptar el Nivel Guía de Calidad de Aire de Europa que fija un valor permitido de 0,2 mg/m3 de Tetracloroetileno en aire y exigir que sea cumplido en el ámbito urbano y en todos aquellos lugares de alta circulación de personas (galerías comerciales, supermercados, etc.) en los que existen actividades ligadas al uso de Tetracloroétileno.

Cuando el Valor Guía sea superado deberá sancionarse al responsable y obligarlo a mejorar su proceso para evitar que contamine el ambiente. 

Tal como señalé anteriormente, disponemos de abundante y selectiva información sobre el tema, que ponemos a disposición para eventuales ampliaciones o aclaraciones.

Saliendo del tema en cuestión, le adjunto una tabla ilustrativa de las cantidades de sustancias cancerígenas que se liberan al ambiente por parte de los fumadores.  Es al solo efecto de despertar el interés de la Defensoría en intervenir en este tema. 

Sin otro particular saludo a Ud. muy atentamente

Dr. Carlos A. Gotelli

Centro de Investigaciones Toxicológicas S.A. 


  •  El fabricante advierte que "puede causar la muerte":
El texto que antecede parece serio, y si uno no está en el tema, puede resultar convincente. Por lo menos, hasta que uno lee la etiqueta que el fabricante del percloroetileno le pone a sus envases y que las empresas de tintorería les suelen quitar para no asustar a su personal. Ésto es lo que la empresa Dow advierte sobre el producto que ellos fabrican:

¿Podemos considerar a esto como "ligeramente tóxico"? ¿Por qué Medio Ambiente hizo suyo un informe que defiende al producto de un modo que no se atreve a hacerlo ni siquiera su propio fabricante? ¿Puede ser que la Secretaría de Medio Ambiente esté más interesada en proteger a los contaminadores que a los contaminados?


Recibimos de Salud una excelente respuesta que evidencia una real preocupación por el daño que el percloroetileno puede causar a las personas sometidas a este tóxico.
 
Para la Secretaría de Salud, es necesario aplicar el principio precautorio y en caso de dudas, suspender el uso del percloroetileno.
 
Éste es el texto elaborado por la Secretaría de Salud.

GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

SECRETARÍA DE SALUD

 C.REGISTRO Nº 1183 S,M.A Y E.P. 2001

INFORME Nº 7499

MOTIVO: Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.  Act.  NI 476512001.  Resolución Nº 3768-2001 S/utilización en tintorerías solvente percloroetileno (tetracloroetileno)

DIRECCIÓN GRAL.

ATENCIÓN INTEGRAL DE LA SALUD

DR. G. MUNTAABSKI

S            /          D

Habiendo analizado lo expuesto por la Defensoría del Pueblo a Fs. 2 y 3, por el Dr. Gotelli del Centro de Investigaciones Toxicológicas S.A., a Fs. 8 a 11 y por la Dirección General de Política y Evaluación Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Espacio Público a Fs. 13, creemos indispensable plantear algunos conceptos, desde esta Secretaría de Salud, autoridad sanitaria de la Ciudad de Buenos Aires:

 ü     Es función regulatoria del Estado, a través de su autoridad sanitaria, definir los niveles considerados tóxicos para la salud humana, de diversas sustancias tanto en el ámbito laboral como urbano en general.

ü     Resulta imprescindible realizar relevamientos y estudios tóxico epidemiológicos locales, hasta la fecha inexistentes, ya que sólo se dispone de publicaciones de organismos internacionales realizados en países desarrollados. 

ü     Resulta imperioso contar con métodos accesibles de medición de tóxicos que garanticen el monitoreo continuo de los mismos en el ámbito laboral y urbano en general.

ü     Además de una ley marco de residuos peligrosos para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se deberá normalizar por ley el manipuleo de estas sustancias antes de convertirse en desechos, en el marco de Sistemas de Salud y Seguridad Ocupacional y de Gestión Ambiental. La normalización no deberá restringirse al uso del percloroetileno en tintorerías solamente, sino en todas las actividades que lo empleen: metalúrgicas, curtiembres, peleterías, fábricas de calzado, etc. 

Por lo expuesto precedentemente para esta Secretaría de Salud, en su carácter de autoridad sanitaria de la jurisdicción, deberá siempre prevalecer el principio regulatorio internacional de “precaución”, que explicita que cuando un riesgo no es suficientemente conocido, deberán instrumentarse medidas de seguridad como si fuera máximo.

Así también se deberá aplicar el principio de Minimizar “todo lo posible” la descarga al ambiente de cualquier tóxico.

Desde esta Secretaría se promueve entonces la suspensión preventiva del uso del tetracloroetileno y su reemplazo por otras sustancias, hasta tanto se demuestre su inocuidad para la salud humana.

Por otra parte se considera de relevante importancia la intervención de la autoridad laboral de la Ciudad, para que informe acerca de normas y controles efectivos en los ámbitos laborales donde se utiliza el tóxico motivo de estos actuados.

Dra. Silvia Ferrer

Coordinadora de Programa de Residuos

Para Equipamientos de Salud


La situación que estamos describiendo en este mensaje no es excepcional. Es frecuente encontrar mucha mayor preocupación por los daños ambientales fuera de los organismos de medio ambiente que dentro de ellos.

Para dar un ejemplo adicional en el orden nacional, fueron los Ministerios de Salud y de Trabajo quienes prohibieron una sustancia tan peligrosa como el asbesto, en tanto que la Secretaría de Recursos Naturales no hizo nada por que dicha prohibición se cumpliera. Tampoco hizo nada la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires, a pesar de nuestras reiteradas advertencias. En cambio, no sé si la Secretaría de Medio Ambiente aprobó la evaluación ambiental de proyectos que utilicen el asbesto, ni si se sigue admitiendo su uso en la Ciudad.

Los motivos por los cuales los organismos de medio ambiente suelen ser  menos sensibles a los problemas ambientales que el resto de la gente merecerían una reflexión adicional acerca de la naturaleza de las funciones del Estado y el modo en que se distorsionan en el momento actual. También son una advertencia para nuestra manera de actuar ante esas situaciones.


VOLVER