Quiero expresarles nuestra pena por la forma en que el programa Telenoche Investiga acaba de tratar el tema del percloroetileno, el solvente de las tintorerías rápidas, mal llamadas "ecológicas".
 
El programa tomó un caso, el de Patricia, quien trabajó como capacitadora del personal de tintorerías en todo el país y enfermó de cáncer por haber estado en contacto con esa sustancia. Las condiciones de trabajo eran horribles, ya que Patricia no tenía ninguna clase de protección y tocaba directamente el percloro. Esto era deliberado, ya que estas tintorerías prohiben a su personal el uso de máscaras y guantes, ya que temen que eso pueda ahuyentarles la clientela.
 
Sin embargo, Telenoche Investiga puso más el acento en la falta de protección del personal que en las características de la sustancia utilizada. Todo el programa tiende a sugerir que la solución al problema consiste en proveer al personal de algún mínimo equipo de protección. Por eso, se pone el acento en los hongos que atacan las manos de las operadoras que han tocado el percloro.
 
Tenemos que recordar que, por tratarse de una sustancia de alta toxicidad y de un cancerígeno probado, los hongos de las manos son el menor de los problemas que genera. El fabricante, la empresa Dow, advierte que "la inhalación de este producto puede causar la muerte". ¿Acaso por usar guantes van a dejar de inhalarlo? Todos sabemos que la protección necesaria al personal requiere de máscaras de uso industrial y que eso no garantiza ninguna forma de protección a los usuarios de las prendas tratadas con ese solvente. El "olor a tintorería" que percibimos en estos establecimientos o en la ropa que retiramos de ellos significa que nosotros también estamos inhalando percloroetileno. 
 
El programa que comentamos entrevistó también al Dr. Osvaldo Frydman, investigador de Conicet, cuyo informe sobre toxicología del percloro nosotros divulgamos en su oportunidad. Sugestivamente, el tramo más importante de la entrevista fue grabado pero no salió al aire. Allí le preguntan "¿Puede utilizarse esta sustancia para limpiar ropa de niños?". Y Frydman contesta: "No recomendaria su uso en nigun tipo de prendas independientemente de la edad del usuario".
 
Todos estos temas quedaron minimizados, al ponerse el acento en la irresponsabilidad de un empresario particular, en vez de cuestionar el uso de una sustancia tan peligrosa para una función cotidiana como lo es limpiar ropa.
 
Hace tiempo que estamos reclamando la completa prohibición del percloroetileno, por considerar que la relación beneficio-riesgo de esta sustancia es completamente desfavorable. Hasta ahora -como en muchas otras cosas- no hemos encontrado una respuesta adecuada por parte de las autoridades ni de la Legislatura de la Ciudad.
 
Paradójicamente, ha habido una respuesta más rápida por parte del fabricante. Sabemos que la empresa Dow piensa que el percloro va a ser prohibido más tarde o más temprano y ya tiene puestas a punto sustancias que lo puedan reemplazar, a las que consideran de menor toxicidad.
 
Nosotros, por nuestra parte, insistimos en la necesidad de prohibirlo cuanto antes.
 
Como señalamos en una comunicación anterior, he estado a cargo de la Defensoría del Pueblo durante un par de días por ausencia de su titular, la Dra. Alicia Oliveira. En ese momento firmé una Resolución por la cual la defensoría del Pueblo recomienda al Gobierno de la Ciudad la prohibición y reemplazo del pecloroetileno. Publicamos el texto completo de esa resolución, que ha sido redactada por la Lic. Nélida Harracá.
 

Buenos Aires,   5 de Noviembre  de 2001.-

VISTO

              La actuación nº 4765/01, iniciada de Oficio  referente a la utilización en tintorerías del solvente Percloroetileno (Tetracloroetileno),.

El informe del Dr. Osvaldo Fridman, investigador del CONICET.

CONSIDERANDO:

Que el percloroetileno puede producir serios daños neurológicos en los trabajadores de las tintorerías, vecinos de las mismas y usuarios de las prendas tratadas.

Que provoca cambios en el comportamiento de las personas.

Que es tóxico para el hígado, riñón y el sistema nervioso central. Tiene también efectos tóxicos sobre el corazón, vinculados con las alteraciones que provoca en la dinámica del calcio durante los movimientos (excitación-contracción) del corazón.

Que en el ser humano puede ser cancerígeno. Sus efectos cancerígenos se vinculan con producir la ruptura de los cromosomas (efectos clastogénicos).

Que se documentan la mayor frecuencia de cánceres de intestino, páncreas y vejiga en esta industria.

Que provoca un ligero aumento del riesgo de cáncer de riñón.

Que puede provocar cáncer de lengua y de laringe.

Que puede provocar abortos espontáneos.

Que puede provocar esclerorderma localizada (una enfermedad de la piel).

Que es frecuente que se produzca la alteración de la visión de los colores (daltonismo) por exposición al percloroetileno.

Que provoca alteraciones en el sistema inmunológico.

Que se observó en animales expuestos la atrofia de los nervios olfatorios.

Que hay casos documentados de muertes de bebés por utilizar prendas tratadas con percloroetileno.

Que el percloroetileno puede transmitirse a los lactantes a través de la leche materna, con todos los riesgos que aquí se señalan.

Que a pesar de los bajos niveles de exposición, las funciones del sistema nervioso central pueden ser afectadas por el tetracloroetileno en los sujetos que viven cerca de una lavandería de lavado en seco, si la exposición se produce durante varios años.

Que la exposición al producto no afecta sólo a los trabajadores de las tintorerías sino también a los choferes de los vehículos que transportan las prendas tratadas.

Que los miembros de la familia de trabajadores de lavanderías en seco se encuentran más expuestos que la población en general.

Que las personas que viven cerca de las lavanderías o que guardan en su casa ropa lavada en ellas presentaron una mayor exposición fuera y dentro de su casa que otras personas. En algunos casos individuales, se vieron valores por lejos superiores al promedio.

Que debe tenerse como objetivo la implementación de controles para reducir la exposición de los operarios a solventes. Pero el uso de la ventilación tiene problemas y estos problemas suelen ser más severos en las pequeñas empresas.

Que la instalación de este tipo de tintorerías en shoppings o hipermercados que venden comestibles, significa agregar residuos tóxicos a esos alimentos

Que cuando los clientes retiran una prenda tratada y después recorren con ella las góndolas del supermercado, están esparciendo una sustancia tóxica que se agrega a los alimentos.

Que casi todos los estudios han sido realizados observando grupos humanos de trabajadores o vecinos de tintorerías del Primer Mundo, sujetas a los máximos controles posibles y que a pesar de eso, sus trabajadores, vecinos y familiares se enferman.

Que nuestra Ciudad no puede garantizar la realización de monitoreos continuos y rigurosos de las emanaciones del solvente, ni la verificación periódica de todos los equipos instalados en la Ciudad debido a la gran cantidad de comercios pequeños que utilizan este producto.

Que mientras estos controles no puedan realizarse adecuadamente, la salud de la población se encuentra en grave riesgo.

POR TODO ELLO:

LA DEFENSORIA DEL PUEBLO

DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

R E S U E L V E :

 

Art. 1: Recomendar al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires la prohibición del uso  y transporte del Percloroetileno en tintorerías del ámbito de la Ciudad.

Art. 2: Recomendar al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires la regulación del reemplazo del solvente Percloroetileno por otro de menor toxicidad.

Art. 3:Notificar, registrar y, oportunamente, archivar.

Antonio Elio Brailovsky

Defensor del Pueblo Adjunto

de la Ciudad de Buenos Aires 


VOLVER